CARLES RAMIÓ

Carles Ramió es catedrático de Ciencia Política y de la Administración en la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona y ha ocupado distintos cargos públicos. Especialista en gestión pública e instituciones públicas en España y América Latina, ha publicado 22 libros entre los que cabe destacar: “La extraña pareja. La procelosa relación entre políticos y funcionarios” (2012), “La regeneración de la función pública. Estrategias para frenar la corrupción política en España” (2016) y “La Administración pública del futuro, horizonte 2050. Instituciones, Mercados e Innovación” (2017).

Carles Ramió_fotos (7)
Carles Ramió, Catedrático de Ciencia Política y de la Administración en la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona

Si tuviera que escoger cinco características para describir a Carles Ramió éstas serían sinceridad, sencillez, cercanía, inteligencia y proactividad. Este docente y escritor bien sabe que ningún mar en calma hace experto a un marinero, pues más de una vez en su travesía ha tenido que agarrar bien firme el timón para marcar el rumbo hacia el que dirigir los remos, buscando siempre la combinación perfecta de ingredientes, al igual que los mejores barmans, para procurar un servicio de coctelería de calidad que satisfaga a ciudadanos sedientos de bienestar, que no se planteen ni por asomo pedir la hoja de reclamaciones. Os invito a subiros a nuestro barco y a compartir nuestra mercancía: un montón de ideas para construir una Administración moderna que llegue a buen puerto en 2050.

BUQUE ESPAÑOL JUAN SEBASTÍAN ELCANO ATRACA EN EL PUERTO MEXICANO DE VERACRUZ
La Administración española, llegando a buen puerto en 2050
  1. Mariano Baena del Alcázar, destacado Catedrático de Derecho Administrativo y de ciencia política y de la administración, dijo que la eficacia de las administraciones públicas depende de la relación que exista entre los políticos y los altos funcionarios, opinión que compartes en tu libro “La extraña pareja: la procelosa relación entre políticos y funcionarios”. Teniendo en cuenta que el actual procedimiento de selección de unos y de otros da lugar a una heterogeneidad de valores y de campos formativos, ¿cómo crees que pueden aproximarse después en el ámbito de toma de decisiones políticas y cómo incentivarías esta relación en aras a mejorar la eficacia administrativa?

La verdad es que tienen un punto en común que no hay que despreciar y es que ambos defienden el bien común y el interés general. Lo relevante es que cada uno ejerza su rol. El político tiene que definir la política –el qué- y el funcionario tiene que determinar cómo conseguir esos objetivos. Cualquier interferencia en este juego de roles es la que genera continuos desacuerdos y patologías en el sistema. Al fin y al cabo, el político tiene legitimidad democrática y el funcionario, legitimidad meritocrática. Cuando hay interferencia en estos roles, hay mala política y mala administración. Es una cuestión de cultura política y de reglas del juego.

El problema reside en que las grandes políticas son adoptadas por políticos y altos funcionarios nombrados por libre designación, que pueden ser cesados libremente por los políticos, con lo cual es muy difícil que los funcionarios puedan manifestar libremente sus criterios técnicos y esto hace que el sistema de pesos y contrapesos falle totalmente, al no existir una protección específica de los altos funcionarios, que temen perder su puesto de trabajo si se enfrentan al político que los nombró. Y también otro problema se encuentra en la selección de los altos funcionarios, en la que pesa de manera preponderante la afinidad personal.

Carles Ramió_fotos (8)
“La Extraña Pareja”, uno de los libros más leídos por los funcionarios públicos de las administraciones españolas
  1. Cada vez hay más voces que apuestan al igual que tú por la redacción de un Estatuto del directivo público profesional que cree una nueva clase de personal, que esté obligada a la consecución de resultados y cuya actuación se evalúe y se controle periódicamente. ¿Por qué consideras tan necesaria esta iniciativa de regulación de la dirección pública? ¿qué efectos se persiguen con ella?

Considero esencial regular la dirección pública para evitar que lleguen a puestos directivos personas que no tienen las competencias necesarias, al existir como único requisito ser funcionario de nivel A1 (con título universitario) y no exigirse un mínimo de expertise profesional en dirección pública. La complicidad entre un político y un alto funcionario resulta fundamental para garantizar la calidad de las políticas públicas. El problema está en que existe una mala cultura política que piensa que los puestos de libre designación son puestos de confianza y no puestos que requieren confianza; y cuando entran nuevos políticos, suelen cesar automáticamente y sin motivos objetivos a todos los funcionarios que estaban con los políticos anteriores. La gran tragedia es que esta mala praxis hace que se vuelvan a cometer errores que ya se habían cometido y que se pierda la continuidad, la fortaleza y la experiencia institucional.

Carles Ramió_fotos (9)
“Continuidad, fortaleza y experiencia institucional” – Carles Ramió
  1. En tu destacado artículo “El Mal liderazgo de las instituciones públicas derivado de la no regulación de la dirección pública” dices que falta inteligencia institucional, altura de miras en el análisis de los problemas sociales y en la formulación y reformulación de estrategias políticas; y esto me recuerda a la célebre frase de Winston Churchill, cuando dijo que “la diferencia entre los políticos y los hombres de Estado es que los hombres de Estado piensan en las próximas generaciones y los políticos en las próximas elecciones”. ¿Crees que hace falta más creatividad y más hombres de Estado en las instituciones públicas y privadas en España y en el mundo para resolver más eficazmente los problemas de todas las formas de organización social?

Existe un problema contemporáneo y es que la política como tal ha perdido mucho poder. Ahora el poder reside en la política económica. Y resulta que en los últimos años los políticos han perdido tanto poder que se ven impotentes para cambiar la política económica. Es un problema estructural. Los Estados están perdiendo cada vez más influencia y por eso cada vez hace más falta un sistema de gobernanza mundial que pueda enfrentarse a los grandes poderes económicos. Creo que estamos lejos de un sistema mundial de gobierno público, pero sí que considero que opciones como la Unión europea, aunque parezca que ahora está en decadencia, son opciones de futuro que pueden estar en condiciones de enfrentarse de igual a igual con los grandes poderes económicos. Y también considero que hacen falta grandes líderes políticos como fueron Helmut Kohl en Alemania y Margaret Thatcher en Reino Unido, que tenían enjundia intelectual, profundidad y carisma.

germany-kohl
Funeral de Helmut Köhl (2017), padre de la reunificación alemana y precursor de la integración europea, el primer funeral de Estado de la Unión Europea

 

  1. España es un Estado autonómico con administraciones públicas organizadas en 3 niveles territoriales -local, autonómico y estatal- y condicionadas también por la Administración de la UE. Todas ellas tienen la potestad para seleccionar sus propios recursos humanos. Esta heterogeneidad de políticas de personal da lugar a diferentes sistemas de selección de personal, a pesar de que luego cumpla las mismas funciones percibiendo diferente remuneración y debiendo coordinarse con el resto de personal administrativo. En el territorio español hay barreras lingüísticas, económicas, temporales y personales que alejan muchos perfiles con talento de los procesos de reclutamiento en las administraciones públicas. ¿Consideras que los sistemas de selección de recursos humanos deberían estar más armonizados, mejor planificados, ser más agiles y valorar no solo las aptitudes sino también las actitudes y la creatividad de los aspirantes?

Los sistemas de selección de recursos humanos en la actualidad son muy memorísticos y se quedan alejados de la valoración de las competencias modernas, que son las aptitudes y las actitudes. Siempre se ha buscado el modelo memorístico porque es más fácil de medir de forma objetiva y meritocrática y porque además las competencias que tradicionalmente eran necesarias eran competencias de carácter jurídico y de conocimientos; y ahora lo que hace falta, más que gente que sepa muchas cosas, es gente que tenga capacidad de aprendizaje y de reciclaje continuo, porque ahora los conocimientos caducan como el pescado fresco, de un día para otro y ya no tiene mucho sentido exigir unos conocimientos determinados, sino unas capacidades y unas aptitudes. Las pruebas tienen que cambiar de una forma radical. Siempre las administraciones públicas se han mostrado reticentes a invertir dinero en materia de selección, sin comprender que el principal recurso que tienen es el recurso humano, los profesionales. Teniendo en cuenta que de acuerdo con el principio de permanencia, se contrata por casi 50 años, tiene sentido que puesto que va a costar millones de euros a la hacienda pública cada empleado público, la selección se haga de manera más solvente y se inviertan recursos en ella.

Carles Ramió_fotos (3)
Carles Ramió conversando sobre gestión pública con un grupo intergeneracional

El mayor problema que tienen las administraciones públicas, especialmente las de carácter autonómico y local, es la amenaza del clientelismo político y la mediocridad, que se cuela en el sistema de acceso al empleo público. Y también la subjetividad, que siempre está presente cuando unas personas evalúan a otras personas. En cualquier caso, pienso que es necesario incorporar pruebas psicológicas que valoren la inteligencia emocional de cada persona, más allá de la capacidad memorística.

  1. La crisis que hemos experimentado a todos los niveles desde el año 2008 reside en gran medida en la crisis del sistema de los partidos políticos, a los que se ha dotado de un enorme poder para resolver los problemas sociales y a los que sin embargo no se ha controlado exhaustivamente tanto a nivel interno como externo. ¿Crees que se deberían reformar los mecanismos de funcionamiento y de control que existen hoy o introducir nuevos mecanismos? ¿Cómo se puede conseguir, en caso de que lo consideres posible y necesario, que el controlado no tenga intervención en el controlador?

Los partidos políticos actúan de una forma bastante opaca y se les debería exigir una absoluta transparencia, en cuanto que están subvencionados con recursos públicos, haciendo públicos todos sus gastos.

Lo que hay que buscar es reforzar la legitimidad de todas las instancias de control, que puedan seguir siendo elegidos sus dirigentes por el Parlamento, pero exigiendo mayorías más grandes y que los candidatos tengan un CV profesional potente de carácter meritocrático.

entrevista-de-trabajo-respuestas-preguntas-5
“Tiene que exigirse a los candidatos que tengan un CV profesional potente de carácter meritocrático” – Carles Ramió

Habría que dotar de mayores recursos al Poder Judicial, porque España, en comparación con los países de su entorno, tiene menos de la mitad de los recursos que estos invertidos en la Administración de Justicia, y esto hace que aunque el poder judicial sea independiente, no sea ni eficaz ni eficiente.

  1. Según célebre expresión de Jeremy Bentham “la libertad de los parlamentarios se ve coartada por la disciplina de partido impuesta por las élites de cada partido, que utilizan como valor de selección de los candidatos a competir por la representación parlamentaria en el proceso electoral la subordinación en lugar del talento”. ¿Crees que se debería introducir la herramienta de la evaluación del desempeño para progresar en la carrera administrativa y política? ¿y crees que se debería dar más protagonismo a cada parlamentario frente al partido?

El problema es que es el último eslabón. Donde no hay cultura de evaluación es muy difícil hacer una buena evaluación. Primero hay que introducir una cultura de evaluación de las políticas y de los servicios públicos. Y una vez que existan sistemas robustos de evaluación con numerosos indicadores, se podría evaluar al empleado público.

Si el Parlamento tuviera un órgano similar al Tribunal de Cuentas para evaluar las políticas públicas, se introduciría dentro de la Administración una cultura de evaluación.

SARA SANZ: Pero ya existe AEVAL, la Agencia estatal de evaluación de políticas públicas.

Está muy bien que exista AEVAL, pero tienen muy pocos recursos y evalúan de manera asistemática. Hay muy pocos países que evalúan sistemáticamente las políticas públicas. Estados Unidos evalúa sistemáticamente sus políticas porque hay una ley que obliga a ello y porque hay una situación jerárquica; no hay ningún proyecto que pueda ser presentado sin una metodología y un presupuesto de evaluación y hay cantidades presupuestarias que deben ser destinadas a la evaluación.

Emotionen
“Hay que introducir una cultura de evaluación sistemática de las políticas públicas y de los servicios públicos” – Carles Ramió

En España no falla la calidad de los servicios públicos y de las políticas públicas. Tenemos servicios y políticas de las mejores del mundo como la sanidad. No falla la eficacia y la eficiencia, sino el refinamiento institucional, el juego de pesos y contrapesos, las reglas del juego político. Aquí es todo más discrecional. Tenemos un modelo institucional un poco anticuado y poco sofisticado en rendición de cuentas, evaluación y transparencia.

  1. Como experto en ciencia política y de la administración y con el fin de mejorar la estabilidad política en España, ¿crees que se debería recuperar en los parlamentos el espíritu del Club Cocodrilo fundado por un diputado europeo llamado Altiero Spinelli, que consiguió llevarse bien con la gran mayoría de los diputados del parlamento europeo, reuniéndose con ellos siempre para comer, charlar y sacar adelante políticas públicas beneficiosas para el interés general?

La política de partido hay que abandonarla cuando se entra en el gobierno y adoptar un rol más institucional, defendiendo más el interés general y el bien común. No ser tan partidista, y defendiendo tu proyecto político, ser más institucional, ser más generoso y tener en cuenta que hay elementos que son fundamentales como los temas educativos, de grandes infraestructuras, de política energética, de política económica, las grandes políticas que incluso van más allá de una legislatura por su carácter transversal y en las que es necesario un consenso entre todas las fuerzas políticas, llegando a acuerdos entre los distintos partidos y comprometiéndose a no cambiar radicalmente los modelos pactados, sin perjuicio de poder introducir pequeñas improntas ideológicas al cambio de gobierno. Hacer lo contrario es la sin razón del efecto Penélope. Los políticos deben adoptar el rol de exploradores.

altiero-spinelli
El político italiano Altiero Spinelli, uno de los padres de la Unión Europea, durante uno de sus discursos en el Parlamento europeo
  1. Según BOBBIO, “la Administración actúa como un dios omnividente invisible, que conoce todo acerca de los ciudadanos, pero de la que los ciudadanos no conocen nada”. Vivimos en un contexto de desafección política, de crisis de representatividad y de grandes dificultades de gobernabilidad. Los ciudadanos han perdido la confianza en sus representantes políticos porque no se sienten identificados con ellos y tampoco se sienten satisfechos con los efectos de las políticas públicas que éstos adoptan. ¿Cómo crees que se podría mejorar la política de comunicación institucional de manera que los ciudadanos comprendieran el porqué de las decisiones políticas y pudieran otorgarles un mayor respaldo, hasta el punto de considerar como parte fundamental, como ocurría en el origen de la democracia ateniense, participar como ciudadano en el devenir de la vida pública?

Aquí hay dos grandes problemas. El primero es que si te fijas, siempre falla la comunicación. Cada vez que hay un fracaso político, siempre se establece como causa un fallo en la comunicación y si esto es siempre así, será porque es difícil. Y segundo, no hay que confundir la política de comunicación con el marketing político. No harían falta tantas campañas de comunicación política si las administraciones públicas fueran realmente transparentes. Los ciudadanos solo ven que pagan impuestos y que se producen resultados, pero desconocen lo fundamental acerca de las administraciones públicas: cómo toman las decisiones y cómo se gastan el dinero. En estos elementos clave ponemos una cortina, operando las administraciones prácticamente como sociedades secretas. Pero ser transparentes supondría hacer públicas las agendas políticas con los contactos, los miembros de las negociaciones (que funciona bastante bien en EEUU en torno a la Casa Blanca). La transparencia actual es la transparencia traslúcida. Al ciudadano le interesa saber quién, cómo y por qué toma las decisiones y en qué se gasta hasta el último euro y en eso no somos realmente transparentes. Los límites que se establecen al acceso a la información pública deben ser la excepción, no la regla general para denegar la información.

comunicacion
“Al ciudadano le interesa saber cómo toman las decisiones y en qué se gastan el dinero las administraciones públicas” – Carles Ramió
  1. Dijo Adolfo Suárez que “un Presidente no puede decir que conoce bien lo que está pasando, porque ve los atascos de tráfico desde el helicóptero”. En la actualidad podemos observar el protagonismo que está adquiriendo la consulta pública y la participación ciudadana en la vida pública como instrumento de regeneración democrática, principalmente a través de instrumentos como el Gobierno Abierto, creando canales de comunicación entre representantes y representados por medio de las TICs o tecnologías de la información y de la comunicación. ¿Cómo se puede lograr un equilibrio entre dirección y participación sin que suponga merma de responsabilidad política, de buena administración y de agilidad en la toma de decisiones públicas?

Este es un tema muy complicado porque entra en conflicto la democracia representativa y la democracia participativa, ya que al introducir mecanismos participativos en la vida pública, se está alterando la democracia representativa. La participación a través de referéndum en los grandes problemas en los que participan grupos muy numerosos es muy problemática. Vemos como ejemplo el resultado del Brexit y el proceso de paz en Colombia con las FARC. En el Brexit la gente joven, que es el futuro, quería quedarse, y la gente mayor, que es el pasado, estaba en contra por el recuerdo romántico del imperialismo británico. Y esto es poco racional porque lo más probable es que dentro de 10 años decidan entrar otra vez en la UE.

Brexit-2
“La única solución a los grandes problemas es la fórmula de la democracia representativa mas pacto” – Carles Ramió

El proceso de paz en Colombia es mucho más sensible. Las comunidades que habían sido objeto de violencia por la guerrilla, votaron a favor de la paz, y los que estaban más distantes, que lo veían todo desde un punto de vista intelectual, estaban en contra de hacer cesiones a este grupo de terroristas. Por esta discrepancia, la única solución a los grandes problemas es la fórmula de la democracia representativa mas pacto, porque al introducir la democracia directa en estas cuestiones tan sensibles, se pueden provocar resultados contrarios a los intereses de los ciudadanos y puede permitir a los partidos políticos inhibirse de sus responsabilidades.

En cambio, en los problemas más locales, donde se enfrentan a ellos sociedades que son mucho más homogéneas, siempre tiene más sentido la democracia directa. Es un tema muy complejo y que va a costar mucho aprendizaje y mucho cambio cultural hasta que se pueda conciliar bien la democracia representativa con la democracia participativa.

  1. Has pronunciado frases como la siguiente: “una estricta rendición de cuentas económica desmontaría la mayoría de las prácticas corruptas que asolan nuestras instituciones”, y de esta frase se desprenden dos consecuencias: que existe una gran corrupción en nuestras instituciones públicas y que la rendición de cuentas económica no es exhaustiva. ¿Cómo se podría mejorar el mecanismo de rendición de cuentas para reducir el porcentaje de evasión de fondos públicos a fines distintos de los encomendados a las instituciones?

Si hay rendición de cuentas quiere decir que hay transparencia y que todo está bajo escrutinio y si los ciudadanos tienen capacidad directa e indirecta de poder analizar lo que hacen los poderes públicos en los elementos clave, la corrupción desaparece casi de forma definitiva. Aún tenemos una cultura política y administrativa anticuada procedente del modelo feudal de utilizar las fuentes de información como fuentes de poder y tiene que abrirse cada vez más a través del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TICs). Además no tiene sentido ocultar las cosas, porque al final todo se sabe con el tiempo y es objeto de escándalo. Conozco evaluaciones muy críticas de políticas públicas que se han hecho públicas y que por este motivo no han causado ningún tipo de polémica y también conozco escándalos públicos que se han producido por problemas menores, precisamente porque no se hacen públicos; con lo cual, ahora ya no tiene ningún sentido no ser transparente, porque va en contra de la legitimidad, y curiosamente, va en contra de los intereses de los propios partidos políticos y de los empleados públicos.

panel-solar-transparente1-960x623
“Si los ciudadanos tienen capacidad directa e indirecta de poder analizar lo que hacen los poderes públicos en los elementos clave, la corrupción desaparece casi de forma definitiva” – Carles Ramió
  1. Según datos estadísticos, en España las administraciones públicas gestionan cerca del 40 por ciento del PIB que constituye una cantidad ingente de dinero y un inmenso poder de decisión y de actuación, también por la titularidad de la potestad de coacción. Sin embargo, “el poder se combate con poder” y existen personas y sociedades privadas que pueden llegar a gestionar mayores cantidades de dinero que las del gobierno de un país y que pueden estar en una posición negociadora que condicione en gran medida las decisiones políticas, hasta el punto de vetarlas o de producir derogaciones singulares. ¿Cómo se puede combatir este efecto perverso conocido como la captura del regulador?

A veces no hay ni tan siquiera mala fe ni falta de ética ni animo de corrupción, sino que hay una especie de síndrome de Estocolmo que se produce a través de un proceso psicológico, en el que el regulador habla y conversa tanto con el regulado que queda bajo el influjo del regulado y sin quererlo va comprando su discurso y va queriendo proteger cada vez más los intereses de estos operadores económicos y sociales.

barbacoa
“El regulador habla y conversa tanto con el regulado que queda bajo el influjo del regulado” – Carles Ramió

Técnicamente se ha intentado resolver en España muy poco, pero se han introducido algunas disposiciones para garantizar la independencia del regulador, debiendo estar éste bien retribuido para no ser permeable a corrupciones, y sobre todo, obligándole a ir cambiando de puesto de trabajo de forma constante para evitar estas capturas. Siempre existirá una captura pero se puede reducir a través de medidas como las retributivas y la movilidad funcional, para no caer en una rutina que es mala para el interés público.

SARA SANZ: Es que es muy difícil encontrar un equilibrio en la gestión pública.

Es que la buena gestión de las instituciones públicas es como la coctelería fina (entre risas); podemos conocer los ingredientes, pero según su orden y sus medidas, puede ser un buen cóctel o un completo desastre, y lo mismo pasa en gestión pública, que los efectos pueden ser perversos o beneficiosos para el interés general. Es algo sotisficado que hacen los buenos barmans y por eso nosotros también tenemos que hacer este esfuerzo, que funciona mucho por ensayo-error.

Carles Ramió_fotos (2)
“La buena gestión de las instituciones públicas es como la coctelería fina” – Carles Ramió
  1. En tu entrevista realizada para la ECLAP hablas del impacto de los ajustes presupuestarios y de la importancia de la racionalización del sector público. ¿Qué reformas estructurales mejorarían en tu opinión la arquitectura institucional del Estado español? ¿y qué ajustes presupuestarios no hubieras hecho, cuáles sí y por qué?

La reforma estructural más necesaria se tiene que realizar en empleo público, que es un elemento básico. Hay que redimensionar la Administración pública, suprimir los puestos de trabajo que no van a hacer falta en el futuro y crear nuevos puestos que van a hacer falta, cambiar el sistema de las relaciones laborales, para que no existan diferencias tan cósmicas con respecto al sector privado, cambiar los sistemas de incentivos para evitar capturas sindicales y políticas. También hay que ser más transparentes, hacer mejores rendiciones de cuentas y evaluación de políticas públicas, disponer de un buen sistema de gestión de recursos humanos de carácter meritocrático y proteger la calidad de la cúpula que adopta las principales decisiones políticas.

Carles Ramió_fotos (6)
“La reforma estructural más necesaria se tiene que realizar en empleo público” – Carles Ramió

Aquí hay dos problemas fundamentales de la administración pública que son la falta de valentía y la falta de inteligencia.

La falta de valentía es que a los políticos les cuesta mucho tomar decisiones que pueden ser entendidas como dolorosas, porque quieren conservar durante el mayor tiempo posible su cargo público, porque de ello depende su bienestar económico personal y de su familia. Cuando ocupar un cargo público adquiere un cariz de supervivencia, entonces eres conservador y te inhibes de tomar cierto tipo de decisiones. En la política te cesan si te equivocas, pero no te cesan si no adoptas ninguna decisión.

La crisis económica implicó una gran valentía porque había que hacer recortes y se debían tomar decisiones suprimiendo servicios públicos que no aportaban mucho valor e implementando otros más necesarios en un contexto de recesión. Pero lo que han hecho la mayoría de gobernantes de este país ha sido, para no tomar decisiones, recortar de forma lineal un 5% en todas las políticas públicas y eso es brutal porque cosas que son más necesarias que nunca sufren mucho y lo que haces es precarizar la calidad de todas las políticas públicas. Los políticos no son valientes y los altos funcionarios, mientras ocupen puestos de libre designación, tampoco pueden serlo, porque si no son cesados.

Y el otro problema es de falta de inteligencia, porque no tenemos la información necesaria para tomar decisiones. Nos faltan datos de todo tipo, y algunos muy importantes, como son los datos de impacto económico de las decisiones, saber si se va a ganar dinero, perder o quedarse a coste cero. Y además falta capacidad de análisis de las políticas públicas. Hace falta gente que esté continuamente haciendo indicadores y análisis de todo tipo y gente capacitada para analizar y cruzar esta información. La administración pública está organizada feudalmente y cada uno posee un retazo de información, pero no hay nadie que vea el cuadro completo y sin ese cuadro completo de información no se pueden tomar decisiones. En todos los cargos públicos que he ocupado reconozco que he tomado mis decisiones a ciegas. Una de las mayores inversiones del futuro es invertir en inteligencia institucional, que es tener la capacidad de sistematizar la información, de interconectarla, capacidad de análisis, porque sin eso no vamos a ningún lado.

Carles Ramió_fotos (5)
“La Administración pública tiene dos problemas fundamentales: la falta de valentía y la falta de inteligencia” – Carles Ramió
  1. ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta la administración pública española y cuáles son las reformas que en tu opinión deberían hacerse para mejorar la gestión pública y en definitiva la calidad de los servicios prestados a la ciudadanía?

Ser mucho más inteligente. El gran reto es que estamos en el famoso contexto de la gobernanza. Los que tienen una orientación más privada, todo lo ven como una colaboración entre administraciones públicas y las empresas con ánimo de lucro. Los que tienen una orientación más progresista, también les encanta la gobernanza, porque todo son movimientos ciudadanos, asociaciones de vecinos y empoderamiento de la sociedad en colaboración con la administración. Y estoy de acuerdo con todas esas orientaciones, pero creo que es imprescindible que exista un actor que haga de coordinador. “Entre todos haremos todo”, pero alguien tiene que ejercer el rol de metagobernador. “Mejor timoniar que remar”. Me parece bien que remen actores privados con ánimo y sin ánimo de lucro, pero alguien tiene que llevar el timón y desde mi perspectiva el timón solo puede llevarlo la administración pública bajo la dirección política de la democracia representativa, por lo tanto de los partidos, porque no veo a las empresas muy bien dotadas para defender el interés general, y lo mismo pasa con los movimientos ciudadanos, que suelen defender temas sectoriales y no tienen perspectiva de carácter transversal. Ahora bien, para que la administración pueda ejercer este rol de director de orquesta le hace falta inteligencia e información y resulta que antes he argumentado que no tiene información ni para dirigirse a ella misma y para dirigir a estos actores es necesario que disponga de sistemas sofisticados de información. Por eso, la agenda política puede ser que la lleven los agentes sociales o los agentes económicos si la administración pública no está capacitada para dirigirlos hacia el interés general.

director-de-orquesta
“Es imprescindible que exista un actor que haga de coordinador” – Carles Ramió
  1. ¿Cuáles son las perspectivas de futuro que te gustaría que tuviera España en su agenda política y cuáles son los principales proyectos en los que estás involucrado a nivel profesional?

España no tiene ni demasiados empleados públicos ni una complejidad excesiva en la administración pública y además presta buenos servicios públicos. Lo que falta es el refinamiento institucional y que tenemos unas administraciones públicas demasiado sometidas a lógicas de capturas políticas, que es el clientelismo, a lógicas de capturas corporativas, que son los grupos de funcionarios que maximizan sus intereses por encima del bien común, y a capturas sindicales. Por lo tanto, tenemos que hacer es un sistema más moderno, más refinado, para evitar todo este tipo de capturas o al menos minimizarlas y que esto contribuya a cambiar la cultura política, administrativa y sindical. Hay que introducir unos nuevos valores en lo público más orientados a la modernidad, a los problemas actuales y a una renovada defensa del bien común y del interés general.

Y en cuanto a mis proyectos, justamente ahora acabo de publicar un libro sobre “la administración pública del futuro: horizonte 2050”, porque en este país falta visión de futuro sobre qué tiene que hacer la administración pública a largo plazo, y porque yo estoy preocupado de que si la administración no se renueva, pueda desaparecer si se convierte en un actor poco relevante; por ejemplo, si no ejerce el rol de metagobernador.

2050
“Hay que introducir unos nuevos valores en lo público más orientados a la modernidad, a los problemas actuales y a una renovada defensa del bien común y del interés general” – Carles Ramió

Y luego estoy enfrascado en un libro sobre “la función pública, la gestión de recursos humanos en el empleo público” porque es fundamental para la mejora de la administración pública. Tenemos un modelo de recursos humanos tremendamente anticuado y que hay que renovar de carácter radical, aplicándose a los nuevos empleados públicos. Hay que tener en cuenta que en los próximos 10 años se va a jubilar una parte muy importante de los funcionarios y se va a contratar a más de un millón de personas en 10 años y es una gran oportunidad de crecer y de modernizar la administración pública. Pero si estos jóvenes entran con unas bases tremendamente anticuadas, se van a comportar de forma muy conservadora, y por eso es el momento más adecuado para modernizar las reglas del juego, porque ahora se va a contratar a personas que van a trabajar en la administración hasta 2070. Es un ejercicio complicado, pero que tiene que hacerse porque el modelo actual es más bien del siglo pasado. Estamos en la cuarta revolución industrial con las TICs y la robótica va a implicar que en los próximos 15 años vayan a desaparecer el 30% de los actuales puestos de trabajo. Estamos en un cambio de paradigma tan brutal en la sociedad, que la administración no puede estar pacientemente observando sin adoptar un rol activo.

Carles Ramió_fotos (2)
“Estamos en un cambio de paradigma tan brutal en la sociedad, que la Administración no puede estar pacientemente observando sin adoptar un rol activo” – Carles Ramió
  1. ¿Qué libros recomendarías especialmente a los apasionados de la gestión pública que quieran profundizar en ella?

Hay un libro de Víctor Lapuente que se llama “Retorno de los chamanes” (2015), para entender la mala cultura política. Luego hay otro libro de Peter Mair que se llama “Gobernando el vacío” (2016), donde es muy impactante ver que la política ya no tiene poder ni capacidad para cambiar las cosas y esta falta de poder hace que la democracia actual no sea una democracia real, sino una democracia orgánica y de carácter formal. Y otro libro para entender las malas prácticas de la economía de la tecnología que nos tiene fascinados es de Andrew Keen y se llama “Internet no es la respuesta”; es de alguien que forma parte de las empresas tecnológicas y que opina que no respetan las reglas de la competencia, las reglas fiscales ni las reglas laborales y que impera en ellas una especie de ley del oeste del capitalismo. Y la última recomendación es un libro de Paul Mason que se llama “Postcapitalismo” y que es muy interesante porque habla de la nueva economía colaborativa como Wikipedia y Uber, que alteran totalmente la lógica capitalista y con las que el capitalismo clásico va a tener que convivir.

9788491041665

  1. ¿En qué redes sociales estás presente?

Tengo perfil público en Twitter, que considero que es un buen sistema de transmisión rápida del conocimiento y que utilizo como red de carácter profesional. También estoy presente en Linkedin y en Facebook.

Mil gràcies, Carles, por brindarnos la oportunidad de conocer tu opinión empírica sobre la gestión pública. Te deseo mucho éxito en tus proyectos personales y profesionales y deseo que la Administración española pueda brindar cada vez un mejor presente a través de una profunda y continua reflexión de futuro.

Sara SanzAutora: Sara Sanz
Biombo.org tiene por misión la promoción del talento de las personas y la divulgación de proyectos de interés cultural. A través de entrevistas personalizadas, pretende servir de escaparate de creatividad y de lugar de reflexión.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s