JOSÉ LUIS GUTIÉRREZ

José Luis Gutiérrez es por muchos reconocido como uno de los mejores saxofonistas de España. Como los grandes maestros, hace tiempo que encontró su voz y su manera de hacer las cosas. Artista inclasificable, de extremada sensibilidad musical y de creatividad desbordante, ha fundado varios festivales que sirven para difundir el jazz por toda Castilla y León y se ha convertido en toda una imagen de representación de la región. José Luis, uno de los músicos más innovadores y refrescantes de la escena española, fusiona como nadie las músicas ibéricas con el jazz, en lo que se conoce como iberjazz. “El universo es infinito, y por tanto, lo que nos queda por descubrir es también infinito”. Con este espíritu, no para de inventar espectáculos, melodías, letras e incluso instrumentos, porque sabe que infinitas siempre serán sus posibilidades creativas y porque infinito es el camino que le queda aún por recorrer en la música y en las artes escénicas.

13920848_1228395137205385_3614444220485889138_n
El saxofonista José Luis Gutiérrez
  1. ¿Cuándo empezaste a hacer música y por qué escogiste el saxofón?

Mi primer recuerdo musical es el de mi madre cantando en casa; las vecinas también cantaban, en aquella época se cantaba más que ahora. Por aquel entonces estudiaba en el instituto del Carmen y un día escuché tocar la flauta dulce a un chaval mayor que yo. La primera vez que cayó en mis manos una flauta, tuve la sensación de que tenía que saber tocarla, me parecía raro no saber tocar la flauta, como si siempre la hubiese tocado y de pronto se me hubiera olvidado. Lola Abella fue mi primera profesora de música en el colegio. Ella vio en mí un cierto futuro musical y decidió hablar con mis padres. Fue así como decidieron apuntarme al Conservatorio.

269355_541521402559432_1027063385_n
José Luis Gutiérrez creando sonido

Antes de entrar en el Conservatorio, conocí a mi primer profesor de saxofón,  José Luis Carrascal. Él tocaba el clarinete y fue quien me orientó con el saxofón. Tengo muy buen recuerdo de él y fue el primero que me puso en contacto con el jazz, me pasó un par de discos. Cuando escuchaba a saxofonistas como Sonny Rollins o Phil Woods, me parecía imposible que se pudiera tocar el saxofón a esas velocidades y además improvisando. Llegué a pensar que aquellas grabaciones tenían algún truco tecnológico, pensaba que no era posible tocar así de verdad (risas).

IMG-20170705-WA0002
“El jazz es encontrar tu propia voz” – José Luis Gutiérrez

En Valladolid no podía estudiar jazz, ya que en el Conservatorio se estudiaba música clásica, así que yo estudiaba por mi cuenta. Era una época en que tocaba todos los días de diez de la mañana a diez de la noche. También iba a todos los conciertos que podía. En el desaparecido Café España conocí a Malik Yaqub,  uno de mis principales maestros. Él me enseñó que el auténtico jazz no se copia, que cada cual debe encontrar su propia voz. Todos los grandes maestros así lo hicieron, se les reconoce por su sonido y por su propia forma de decir las cosas. A mí esto me pareció que encajaba perfectamente con mi sensación de cómo debía ser mi música, así que inicié el viaje en busca de mi propia manera de hacer las cosas.

2. ¿Qué es lo que más te gusta del Jazz: la capacidad creativa y de improvisación?

El jazz es un término que es difícil saber lo que define. Cada cual tiene su criterio. Del jazz, efectivamente, me atrae la libertad creativa. Para mí el jazz es sobre todo improvisación. Si no existe la improvisación, no hay jazz. ¿Y qué es la improvisación? Pues la improvisación es una música que nace y muere en el mismo momento en que se escucha. Es una creación y una desaparición en el mismo instante. Las improvisaciones tienen que ser inspiradas en cada momento. Por tanto, si cada momento y cada lugar es único, también las improvisaciones deberían ser siempre diferentes. Creo que lo que más diferencia a unas composiciones musicales de otras, es la melodía y es en la melodía sobre lo que me gusta improvisar. Así se cree que nació la improvisación, construyendo sobre la melodía más que sobre la armonía. El reto es tratar de ser siempre nuevo y fresco. Por supuesto que es un riesgo, pero el riesgo es quien trae las sorpresas y provoca nuevas oportunidades. Los músicos que me interesan son apasionados, se asoman al vacío y en ese vértigo… saben jugar sus oportunidades.

IMG-20170705-WA0000
“Si no hay improvisación, no hay jazz” – José Luis Gutiérrez

3. Una de las características de tu música es la influencia de las músicas ibéricas. ¿Cuáles son estas músicas?

En la península ibérica hay infinidad de músicas tradicionales. La pareja más famosa de las músicas tradicionales es la formada por la jota y el pasodoble. Por supuesto que también está el flamenco. Yo crecí escuchando estas músicas. A principios de los 90 comencé a trabajar con la mezcla de colores de las músicas tradicionales y el jazz; así compuse temas que sonaban a música tradicional con improvisación. Lo que más me atraía era la parte temperamental de estas músicas, me seducían las intensidades y el dramatismo presentes en estas dos culturas musicales. Éstas han sido mis influencias desde el principio, aunque también reconozco que lo más importante no es lo que tocas, si no cómo lo tocas. El caso es que esta unión de las músicas ibéricas y el jazz, se definió como “Iberjazz”.

12346513_1058371597541074_7967330754753912070_n
José Luis Gutiérrez al saxofón

4. En 1998, tu primer disco “Núcleo” fue considerado el mejor álbum de Jazz del año en España. ¿Cuál crees que fue el secreto del éxito?

Por aquel entonces mi ilusión era tocar mi música y poder más o menos sobrevivir de esto. Por entonces estaba tocando con el contrabajista Baldo Martínez, quien me animó a enviar mi disco al Festival de San Sebastián. Lo envié sin mucha convicción, para mí era un sueño actuar en este festival donde solo tocaban grandes maestros y pensaba que quizá algún día ese sueño se cumpliría. Pero lo que es la vida, ese mismo año me llamaron para actuar, ¡imagínate la sorpresa! Allá fuimos y nuestro concierto, la verdad, tuvo mucho éxito, muchísimo. Aparecieron en El País unas críticas de Federico González hablando generosísimamente de nuestra actuación. Recuerdo que una de sus frases decía: “Un festival plagado de grandes nombres donde nadie ha superado en sensibilidad al saxofonista José Luis Gutiérrez”. En aquella época estas frases de un periódico tan relevante como El País, hicieron que la gente se fijara en nosotros. También hubo otras críticas de revistas y de otros críticos importantes como Chema García Martínez o Javier de Cambra que comentaron este disco como su mejor disco del año en España. Todo esto nos dio a conocer, aparecieron nuevas oportunidades y actuamos en muchos festivales. También empecé a tocar en el Café Central en Madrid –donde continúo tocando cada año la primera semana de enero (y que este año cumple su 35 aniversario). A partir de ahí surgió también el Universijazz. Un día me saludó un vecino de las Delicias; era Mario Bedera, buen aficionado al jazz, y entre otras cosas comentamos que era una pena que Valladolid no tuviera un Festival de Jazz. Al año siguiente me llamó como Vicerrector de la Universidad,  y así nació el Universijazz. Este año cumplimos XVI ediciones.

12509112_1078603302184570_4184444914249738869_n
José Luis Gutiérrez, un saxofonista con una gran sensibilidad musical

5. El “Ojo de la aguja” es tu segundo disco y en 2011 presentaste tu último disco “Fruit Salad”. ¿Cómo ha sido tu evolución musical y qué puedes decirnos acerca de estos discos?

En estos discos se ha ganado en sonoridad, continuo con el concepto de iberjazz. Yo no soy muy partidario de grabar discos, disfruto más del directo. Considero que el directo es como el beso, como el abrazo, mientras que el disco es más como la postal o la fotografía. Hay muchas ideas que no pueden aparecer en el disco, porque sencillamente es otro lenguaje. En el directo se entienden cosas que en el disco no se pueden hacer, porque sencillamente desaparecen. Hacer un concierto es toda una ceremonia. El escenario es un lugar sagrado, como un altar; tienes una posición mental concreta, un público con el que compartes sensaciones, vestuario, una estética visual, y toda esa atmósfera es necesaria para culminar la experiencia del concierto. El disco necesita de otra predisposición; no hay público, se buscan otros objetivos, y por tanto, se necesitan otros conocimientos. Yo prefiero la vibración del directo, pero también es necesario grabar.  Probablemente pronto sacaré algo.

548939_365397510171823_1094616131_n
“El directo es como el beso, como el abrazo” – José Luis Gutiérrez

6. ¿En qué certámenes musicales has sido miembro del jurado?

Fui durante varios años miembro del jurado del Concurso de Música Electrónica de Caja España. Antes de la crisis las cajas de ahorros tenían sus Obras Sociales, las cuales han sido una enorme pérdida cultural para nuestra sociedad, prácticamente nadie habla de ello. Por entonces los beneficios de las Cajas de ahorros se revertían en Las Obras Sociales, es decir, centros para la tercera edad, programas de formación de jóvenes y mucha cultura. Hoy las cajas de ahorros están privatizadas y los beneficios son para los accionistas. Aquí en Castilla y León era muy conocido el ciclo de Otoño Jazz que organizaba Caja España. Pero bueno, respondiendo a tu curiosa pregunta, cuando era profesor en el conservatorio de Zamora, tuve que intervenir en diferentes jurados; también he sido jurado del TAC en un par de ocasiones.

601349_541521605892745_1397388138_n
José Luis Gutiérrez en uno de sus conciertos de jazz

7. Eres director artístico de dos festivales internacionales: Universijazz y Granjazz. ¿En qué consisten y cuál es su finalidad?

La Granjazz es un festival de jazz que se hace en la Granja de San Ildefonso (Segovia), al aire libre a finales de julio y con entrada gratuita. Llevamos ocho ediciones y hemos encontrado una buena fórmula para fomentar la música. Mi papel es intentar llevar la mejor música posible con el pequeño presupuesto del que disponemos. Algo parecido sucede en las Veladas de Jazz en Boecillo que se hacen en agosto y del cual  llevamos XI ediciones.

El Universijazz es una programación internacional de primer orden en la que hemos tenido la oportunidad de contar con leyendas del jazz como: Maceo Parker, Benny Golson, Bill Evans, Ron Carter, McCoy Tyner, Hermeto Pascoal, Chucho Valdés, etc. Ha sido un lugar de grandes experiencias y de grandes enseñanzas a nivel artístico. Me ha permitido estar en contacto con artistas de primer nivel, aprender de ellos,  y también gracias al Universijazz he conocido a un montón de aficionados al jazz.

13524357_1193090004069232_3975744431991576788_n

También coordino el Festival de Jazz de Castilla y León en colaboración con la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid. Se realiza en el LAVA, donde participan artistas de Castilla y León y artistas de fuera, y donde también suelo tocar yo.

Aparte de difundir la música, con estas programaciones también tratamos de dar oportunidades a los jóvenes músicos; eso fue lo que me sucedió a mí. En los años 90 Carmen Domínguez trabajaba en el departamento de juventud de la junta de CyL, y fue ella quien me dio la oportunidad de actuar por primera vez en un gran escenario, que fue en el auditorio de la feria muestras. En esa actuación estaban dos programadores del Ayto de Valladolid: Mario Pérez y Carlos Heredero.  Con el tiempo me enteré de que ellos me propusieron para actuar en la Red de Teatros de Castilla y León. Fue así como pude grabar mi primer disco y después vino el Festival de San Sebastián y comenzó todo. Por tanto, me veo en la obligación moral de tratar de dar oportunidades a la gente que se lo está trabajando, igual que en su día hicieron conmigo.

8. Has dirigido proyectos en multitud de lugares alrededor del mundo: Roma, San Sebastián, México, Caracas, Río de Janeiro, Casablanca, Toulouse, Tallin, New York, etc. ¿Cómo ha sido la experiencia de recorrer tantos países con tu música?

He actuado aproximadamente en treinta países. He tenido la posibilidad de conocer a mucha gente interesante y de tocar para miles de personas. Cualquier persona que llega a un país siempre está representando a su propio país; en nuestro caso si vamos a actuar esa representación es exponencial. Mi experiencia en el extranjero ha sido siempre estupenda, nos han tratado con mucho respeto y hemos regresado llenos de afectos; la humanidad es maravillosa. Recuerdo por ejemplo un concierto en México para 8000 personas, comenzó a llover y muchos jóvenes universitarios se subieron al escenario con nosotros; todo el escenario se llenó de gente, se sentaron en el suelo, nosotros estábamos de pie y ellos nos rodeaban totalmente, estaban tan pegados a nosotros que no podíamos dar un paso; el resto del público se quedó en el patio de butacas, no les importaba mojarse. La experiencia fue una limpieza de espíritu total, un sentimiento de plenitud. También estuve en Nicaragua, tierra de lagos y volcanes, Escandinavia, Calabria, en el Iridium de New York, etc. La verdad es que acepto lo que me ha dado la música; sin ella mi vida hubiera sido mucho menos sabrosa.

13669053_1201792346532331_3691731690177242660_n
“La humanidad es maravillosa” – José Luis Gutiérrez

9. Has colaborado con maestros de la talla de: Jorge Pardo, Chano Domínguez, Jerry González, Paquito D’Rivera, Javier Colina, Carlos Barreto y Tommy Caggiani. ¿Qué colaboraciones guardas con más cariño?

Con Jorge Pardo ha sido con el que más he compartido. Jorge es una persona que hace que todo sea agradable, trata de entender al músico que tiene delante y no trata de tener la razón, con él he aprendido muchas cosas, aunque en mi carrera casi siempre he dirigido mis propios grupos. No me caracterizo por hacer muchas colaboraciones ni muchos discos. Soy un artista un poco diferente en eso. También recuerdo con cariño a Jerry González y por supuesto a Tommy Caggiani o Lar Legido, que son músicos muy cercanos. Barreto es un maravilloso contrabajista y también es un tipo formidable que te hace sentir muy bien a su lado.

15578533_1358158794229018_8080370199985645606_n

10. Aparte de tus conciertos en festivales, también estás involucrado en numerosos proyectos como conciertos didácticos, en un cuarteto, en trío o en solitario. ¿Qué nos puedes decir acerca de ellos?

Últimamente me interesan otros aspectos de la música y también de las artes escénicas donde encuentro motivación para desarrollar mis ideas. Con los niños llevo muchísimo tiempo trabajando, prácticamente desde que empecé. Tuve la oportunidad de estar durante 8 años actuando para la desaparecida obra social de Caja Madrid y por aquel entonces hacíamos muchísimos conciertos por toda España. También he sido artista residente en Casa de las Artes en Laguna y ahí prácticamente cada 6 meses estrenábamos un nuevo espectáculo para niños. He realizado unidades didácticas y juegos educativos como El Juego de Las Notas, un juego de mesa para aprender las notas musicales. Últimamente me gusta vincularme a otras artes escénicas, como el circo. He hecho un espectáculo hace poco en el LAVA que se llama “Tatatachán”. He hecho otro de ópera que se titula “Carmencita y el fabuloso mundo de la opera”. Me gusta escribir los textos para estos espectáculos. El último que he hecho ha sido “LOVE, viaje sonoro a través del amor” durante el TAC Valladolid 2017 en la Casa Revilla. Quería hacer un espectáculo en solitario, era un reto. En LOVE presento de forma más evidente mis investigaciones con el sonido, instrumentos que he inventado, objetos y escenas sonoras.

IMG-20170705-WA0001
José Luis Gutiérrez durante su espectáculo “LOVE, un viaje sonoro a través del amor” durante el Festival de Teatro de Calle de Valladolid 2017

11. ¿Qué instrumentos has inventado?

El Panderidoo es un instrumento y a la vez una historia de amor entre la luna y el viento. La luna –es un pandero- y el viento –es un tubo que la rodea -. El sonido que produce es místico y a la vez es como un monstruo que sale de las profundidades, me da miedo hasta a mí mismo. Tiene un sonido profundo y grave que hace vibrar el estómago.

13895210_1212685458776353_2412401437744483464_n
José Luis Gutiérrez con su Panderidoo, una historia de amor entre la luna y el viento

También he inventado el Vibrantum, un báculo sonoro. Un tornillo de dos metros que tiene campanas en la parte superior. El tornillo se rasga con una espátula de acero; también tiene unas arandelas, que al soltarlas, caen libres bailando a través del tornillo gigante.

487541_541521955892710_1660532316_n

Otro instrumento es un sombrero sonoro al que le he incorporado varios aros y dentro de ellos hay esferas, pelotas que suenan en el interior.

Y lo último que he inventado han sido unas cosas que toco con el culo (entre risas). Coloco ciertos elementos en una silla y cuando me siento suenan, y mientras, toco el piano y canto. Cuando te decides a exponer al público algo diferente, de creación propia y que nunca antes se ha visto en un escenario, entonces hay que ser valiente y estar convencido del valor de lo que uno hace; de lo contrario no alcanzará su potencial.

(“en este mágico momento tuve la oportunidad de escuchar dos actuaciones inéditas en vivo y en directo de José Luis Gutiérrez y tuve una revelación, comprendiendo que efectivamente el sonido procede del silencio y que el universo es sonido”).

12. Eres un saxofonista muy reconocido especialmente en Castilla y León. ¿Qué supone para ti ser imagen de tu tierra?

Este año me he sentido especialmente vinculado a mi tierra porque me llamaron de la Fundación Villalar para hacer un concierto con mi grupo en la Fiesta de Castilla y León en Villalar. Finalmente decidí invitar a un montón de estupendos artistas de nuestra comunidad. Fue así como organizamos la primera edición de “Villalar ReUnión” participaron: Eliseo Parra, Candeal, Jesús Cifuentes, María salgado, Vanesa Muela, Carlos Naan, Germán Díaz, Cuco Pérez, Jaime Lafuente, Eusebio de Mayalde, Ismael Peña,  Cesar Díez, Carlos Martín y lar Legido. Fue una experiencia formidable, en la que comprobé, una vez más, la generosidad tanto de la música como de los músicos de Castilla y León.

18057890_1502260109818885_723288801783305965_n
José Luis Gutiérrez con el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera durante el acto institucional de las Fiesta de Castilla y León 2017 en Villalar

También me ofrecieron la posibilidad de presentar ese mismo día el acto institucional del día de Villalar, donde me pareció oportuno presentar públicamente “La Fiera y La Torre”,  un texto que habla de lo que para mí es Castilla y León

(“maravilloso texto con una más que emotiva interpretación. Toda una oda a la región”).

Yo soy de los que se sienten orgullosos de su procedencia, de haber vivido lo que he vivido,  con quienes lo he vivido y donde lo he vivido.  Por tanto, Valladolid y Castilla y León forman parte de mí. Y por supuesto, que te elijan para representar a la gente de tu tierra es algo que me emociona.

18057896_1502260209818875_3220490462911403780_n
José Luis Gutiérrez, emocionado al representar a la gente de su tierra, Castilla y León

13. ¿Crees que se da suficiente importancia a la música instrumental?

Depende del contexto. A nivel comercial y a nivel de beneficio económico, lo que viene a ser el negocio de la música, el producto que más se vende es el cantado. A nivel artístico no hay esa diferencia; hay grandes obras de arte tanto vocales como instrumentales. Por ejemplo, el jazz, el folk o la música clásica pueden ser maravillosos sean cantados o no. También dentro de las músicas en general hay diferencias de trato de institucional; la música clásica está especialmente protegida, hay conservatorios, músicos que son funcionarios públicos, orquestas sinfónicas. En el resto de especialidades musicales es difícil encontrar algún tipo de protección institucional.

15542066_1358158854229012_5234672855825583061_n

14. ¿Crees que aún nos quedan sonidos por descubrir, nuevos instrumentos musicales que fabricar?

Por supuesto. Nunca he estado de acuerdo con  esa famosa frase de: “Ya está todo inventado”. Esa frase ya existía antes de que existiesen por ejemplo los teléfonos móviles o la laparoscopia. Cada día aparecen nuevos inventos y aún así hay quien piensa que está todo inventado. Lo que sucede es que es difícil inventar cosas y además que rápidamente sean útiles y en el proceso es fácil desanimarse. Pero no hay que ser conformista, hay mucho más por descubrir que lo que se ha descubierto. El universo es infinito, y por tanto, lo que nos queda por descubrir también es infinito.

536944_365392713505636_907868870_n
“El universo es infinito y lo que nos queda por descubrir es también infinito” – José Luis Gutiérrez, una de las personas más innovadoras del panorama musical

15. ¿Nuevos proyectos musicales a la vista?

Llevo una temporada que cada concierto es diferente. Ahora estoy haciendo muchas canciones con letras compuestas y cantadas por mí. Algunas de estas canciones ya las canto en varios de nuestros conciertos.

15727120_1373920805986150_8214605856428854848_n

15. ¿Cuál sería tu mayor sueño como músico?

Me gustaría producir un efecto de amor comunal, que la música además de emocionar, sea curativa. Algo parecido a lo que le pasó al protagonista de “El Perfume”, en la escena en que le iban a decapitar en una plaza pública, y de repente, sacó un pañuelo con su perfume mágico. Súbitamente los asistentes se quedaron conmocionados, la gente recibió una especie de ola cálida de amor, que provocó que todas las personas comenzasen a mirarse y a sonreír. Tenían tan buenas sensaciones, que entre ellos surgió una atracción libre y generosa, hasta tal punto, que en ese momento lo único que deseaban era amarse. Todos comenzaron a quererse, se abrazaban, se desprendían de la ropa, solo se oían carcajadas, todo era suavidad, hacían el amor, como nunca antes lo habían hecho, no era amor, era AMOOOOOR, y entre ellos emanaba una atmósfera de felicidad y de liberación, que es la esencia de este disparatado y a la vez maravilloso mundo  (ilusionado).  A mí eso sí que me gustaría que sucediese con mi música…  o con lo que sea (estallido de risas).

19756724_851963378301392_7033824730317414828_n
Escena final de “El Perfume”, inspiración del máximo sueño de José Luis Gutiérrez como músico

(“Este momento de máximo despliegue de imaginación fue de plena autorrealización personal para los dos y ojalá se consiga algún día este maravilloso sueño de José Luis Gutiérrez”).

16. ¿En qué redes sociales tienes perfil público y cuál es tu página web?

Estoy presente en Facebook  “Jose Luis Gutiérrez iberjazz” y esta es mi página web. www.joseluisgutierrez.com

13260105_1161588600552706_6681929804415049950_n
José Luis Gutiérrez os envía todo su AMOOOOOR

Muchas gracias por brindarnos la oportunidad de conocerte, José Luis. Te deseo mucho éxito en tus proyectos personales y profesionales. Me alegra de verdad haber conocido a alguien con tanto talento musical, literario y artístico y que se arriesgue tanto por generar innovación continuamente. Espero que Castilla y León sepa apreciar lo que tiene y ponga en valor tus trabajos de oda a la región y espero poder ser partícipe de alguno de tus espectáculos creativos.

Muchas gracias. Eres muy amable y me has hecho sentir muy bien.

Sara SanzAutora: Sara Sanz
Biombo.org tiene por misión la promoción del talento de las personas y la divulgación de proyectos de interés cultural. A través de entrevistas personalizadas, pretende servir de escaparate de creatividad y de lugar de reflexión.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Un comentario en “JOSÉ LUIS GUTIÉRREZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s