VÍCTOR M DEL POZO

Víctor Manuel del Pozo es un escritor al que Valladolid, su amada ciudad, vio nacer en una fría tarde de febrero de 1983, durante una gran nevada, un clima adverso que presagiaba las historias misteriosas y retadoras de este ingeniero de letras, con formación en humanidades y en informática, que desde muy pequeño, empezó a mostrar un especial interés por la literatura.

IMG_5656
Víctor Manuel del Pozo, escritor vallisoletano. Zyllan Fotografía.

Después de crear casi un centenar de microcuentos y relatos breves, alguno de los cuales resultó ganador en certámenes literarios locales, se sintió preparado para enfrentarse a su mayor desafío: escribir la novela titulada “El sillón del diablo”, una historia que a nadie deja indiferente, tanto por la leyenda que hay detrás, como por la realidad que podemos ver delante en forma de sillón, un curioso mueble que Víctor recomienda visitar en el Museo de Valladolid situado en el Palacio de Fabio Nelli, a todo aquel que se atreva, claro está.

fabio_nelli
Museo de Valladolid en el Palacio de Fabio Nelli, donde se puede visitar el sillón del diablo de Andrés de Proaza, protagonista de esta ópera prima de Víctor Manuel del Pozo
  1. Dices que naciste en una fría tarde de febrero de 1983, durante una gran nevada. ¿Crees que este hecho ya presagiaba tu futuro como escritor?

La nieve es un tipo de clima adverso (por bonito que pueda parecernos), así que yo creo que más bien presagiaba que me tocaría luchar contra todo tipo de dificultades para poder alcanzar mis metas. Y así ha sido hasta el momento, pero con tesón y empeño, todo se consigue.

victor m del pozo (5)
“Con tesón y empeño, todo se consigue” – Víctor Manuel del Pozo. Zyllan Fotografía.
  1. ¿Cuándo decides empezar a escribir? 

He escrito desde siempre, aunque no sabría decirte exactamente en qué edad comencé. Recuerdo que, siendo muy pequeño, siete u ocho años, compraba sobres de cromos al azar en los kioscos y los empleaba para ilustrar unos cuadernos en los que escribía historias que me iba inventando. En un alarde de originalidad, decidí llamarlo “Mis mejores cuentos”. Cosas de niños. También sobre esa edad pero un poco antes debí escribir una poesía que encontré años después pegada con cinta adhesiva en la contraportada de un libro de fábulas de Esopo y Samaniego. No recuerdo cómo ni cuando, pero para mí, es lo más antiguo que recuerdo haber escrito. Ya en el instituto, con quince años, un profesor me inculcó la pasión por los relatos de la mano de Borges, Cortázar y otros contadores de historias latinoamericanos. Desde entonces no he dejado de escribir relatos y con esos relatos he ganado varios concursos. Es más, ahora mismo estoy participando en un proyecto precioso que consiste en la publicación de un libro de relatos cuyos fondos van a ir íntegros para ayudar a la recuperación del parque natural de Doñana. El libro, que estará publicado por una editorial vallisoletana, saldrá a la venta en septiembre y yo colaboro con una de las 30 historias ilustrada que en él aparecen.

victor m del pozo (8)
“Ahora mismo estoy participando en un proyecto precioso que consiste en la publicación de un libro de relatos cuyos fondos van a ir íntegros para ayudar a la recuperación del parque natural de Doñana” – Víctor Manuel del Pozo

 

  1. ¿Cuándo te sentiste preparado para dar el salto a la novela?

Antes de escribir “El sillón del diablo” había intentado escribir otras novelas. Incluso una de ellas llegué a tener la desfachatez de enviarla a una editorial… ¡que osadía! El problema que tenía con aquellas historias era que me quedaban muy cortas. 30 o 40 folios y no lograba pasar de ahí. Me sentía frustrado. Era como una maldición que me impedía escribir cosas más largas. Y esta maldición se rompió finalmente con El sillón del diablo. ¿Qué cambio? Adquirí paciencia. Es muy complicado cuando tienes toda la historia en la cabeza, sabes quién es el malo, visualizas la escena final, tienes claro quién muere… saber que todo eso va a tener que estar flotando en tu cabeza durante meses o quizás años que es lo que se tarda en escribir una novela relativamente larga (sobre todo si lo compaginas con otras actividades). Es muy difícil no dejarse llevar por la tentación de vomitar todo lo que tienes en la mente sobre el papel lo antes posible. Pero cuando se hace eso, el resultado final es pobre, una novela corta y escrita precipitadamente. Así que resumiendo, lo que necesité para vencer mi principal escollo fue paciencia.

victor m del pozo (9)
“Lo que necesité para poder escribir una novela fue adquirir paciencia” – Víctor Manuel del Pozo
  1. ¿Nos podrías hablar de la leyenda del sillón maldito que se extiende por Valladolid y que inspiró tu obra “El Sillón del diablo”? 

He contado esta historia tantas veces que a veces tengo la sensación de que he llegado a un punto en el que ya cada vez la cuento peor. Pero voy a intentarlo: Andrés de Proaza era un joven estudiante portugués que vino a estudiar Medicina a Valladolid en 1550. Escogió esta ciudad porque era una de las pocas en las que se permitía la disección de cadáveres en la universidad, prohibidas mediante bula papal. En cuanto el médico portugués pisó la ciudad, los vecinos empezaron a decir que de su sótano salían gritos y luces extrañas por las noches y que el agua del río Esgueva, que rodeaba su casa, se teñía de rojo a su paso por ella. Un día desapareció un niño de diez años. La búsqueda condujo a los alguaciles hasta las puertas de la casa del portugués en cuyo sótano encontraron al pequeño muerto, abierto en canal y con los órganos esparcidos sobre una mesa. Lo arrestaron y antes de ajusticiarlo confesó que había cometido aquellos asesinatos siguiendo las directrices que le daba el diablo. Éste le hablaba cada vez que se sentaba sobre un viejo sillón frailero que le había regalado un nigromante navarro. Para evitar que fuera destruido lanzó una terrible maldición: “Todo aquel que se sentase sobre el sillón tres veces sin ser médico o que intentase destruirlo, moriría”. Una vez ejecutado, sus bienes pasaron a manos de la universidad que intentó cubrir las costas del juicio con su subasta. Hasta tres intentos de venta se realizaron pero nadie quería los muebles de un asesino. Así pues, acabaron apilados en un trastero de la universidad hasta que tiempo después un bedel encontró el sillón y pensó que era muy cómodo para sus descansos. A los tres días de usarlo, apareció muerto sobre él. La universidad contrató a un nuevo funcionario quien se encontró el sillón en el mismo lugar donde lo dejó el anterior, así que siguió usándolo. Al tercer día, apareció muerto también, lo que ya levantó suspicacias entre sus coetáneos. Tras la pertinente investigación, descubrieron el origen del sillón, así que, a modo castigo, este fue colgado bocabajo de la capilla de la universidad hasta que ésta fue demolida y el sillón trasladado a un museo, eso sí, con un cordón para evitar que nadie tenga la tentativa de sentarse en él.

victor m del pozo (2)
“Todo aquel que se siente tres veces en el sillón del diablo sin ser médico o que intente destruirlo, morirá” – Andrés de Proaza
  1. ¿Tienes conocimiento de si alguien se ha sentado tres veces en este sillón y de las consecuencias de estos actos? ¿Dónde se puede visitar este sillón? 

El sillón se encuentra expuesto en el Museo de Valladolid que está en el Palacio de Fabio Nelli y cuya visita recomiendo encarecidamente, no solo por el sillón sino además por el resto de la exposición.

Sobre si sé de alguien que se haya sentado sobre el sillón, personalmente no. Aunque a lo largo de este último año no han faltado testimonios de gente que decía conocer a alguien que sí lo había hecho. Por si acaso, hago mías las palabras de Saturnino Rivera Manescau: “Yo, claro es, no creo en esta hechicería, pero nunca me he sentado en él y tampoco aconsejaría a nadie que hiciese la prueba. ¡Lo mejor de los dados, es no jugarlos!”

victor m del pozo (13)
“El sillón del diablo se encuentra en el Museo de Valladolid en el Palacio de Fabio Nelli, cuya visita recomiendo encarecidamente” – Víctor Manuel del Pozo
  1. ¿Podrías hacer una breve sinopsis de la trama que narra El Sillón del diablo?

El libro es como un Kinder sorpresa: Son dos historias en una. Dos historias entremezcladas y que vamos leyendo de manera alterna. Mientras por un lado descubrimos la vida de Andrés de Proaza desde que entra en la villa cargado de sueños e ilusiones hasta que termina sucumbiendo a la oscuridad y cometiendo una serie de atroces asesinatos. Por el otro, nos embarcaremos en una trepidante persecución por las calles del Valladolid actual, a la caza de un despiadado asesino que parece emular con sus actos los crímenes que cometió Andrés de Proaza casi cinco siglos atrás. Por el camino, trataremos de descubrir quién está detrás de todo esto, pues aquí nadie es lo que parece, y cuál es el nexo común entre dos historias. Alerta de Spoiler: hay un sillón implicado.

victor m del pozo (6)
“En el sillón del diablo descubriremos la vida de Andrés de Proaza, desde que entra en la villa cargado de sueños e ilusiones, hasta que termina sucumbiendo a la oscuridad y cometiendo una serie de atroces asesinatos” – Víctor Manuel del Pozo
  1. ¿Qué es lo que te ha aportado a nivel personal escribir esta obra?

Escribiendo El sillón del diablo he disfrutado mucho más que con cualquier otra de mis historias previas. Esta vez siento que he creado vida: la de unos personajes a los que he terminado cogiendo mucho cariño. Pero la mejor parte ha sido lo que ha venido después, una vez publicado. El sillón del diablo ha cambiado mi vida en muchísimos aspectos. Me ha permitido conocer a un montón de personas muy interesantes con las que jamás me hubiese podido cruzar de no haberme embarcado en este proyecto. He pasado el último año presentando aquí y allá. Ha sido muy emocionante y me ha dejado grandes momentos. Precisamente tengo preparado un vídeo que en tres minutos resume todo lo que este año ha sido para mí. El vídeo se podrá ver en mi web y en mis redes sociales a partir del 1 de septiembre que es cuando se cumple el aniversario de la primera presentación. Y esto sigue, a partir de septiembre continúo con más proyectos. 

victor m del pozo (3)
“Siento que he creado vida y he conocido a un montón de personas muy interesantes” – Víctor Manuel del Pozo. Fotografía en la que aparece Raul, Alba y Álvaro de La Ciudadela Producciones y Antonio Macías, director del Festival de Cortometrajes Rodinia

 

  1. ¿Qué viste en La Ciudadela Producciones para confiarles la realización del booktrailer de El Sillón del diablo, quiénes son los actores que aparecen en él y dónde está ambientado? 

Son los mejores. No tengo más que decir. No es que vivan el cine, es que ellos son el cine. Forman parte del séptimo arte. Pese a ser una productora joven, sus trabajos previos los avalan y dan muestra de la gran calidad técnica que tienen. Y sus experiencias personales sirven de prueba de lo que digo: Colaboraciones en la Seminci, campamentos de cine… su bagaje no acaba con sus cortometrajes. Allá donde hay cine, están ellos. Recuerdo nuestra primera reunión para hablar del booktrailer: apareció el equipo al completo. Mientras uno me hablaba de los planos, otro lo hacía de maquillajes y el vestuario y un tercero del guión o de los decorados … En serio, me sobran elogios para ellos.

victor m del pozo (4)
“El equipo de La Ciudadela Producciones no es que viva el cine, es que ellos son el cine” – Víctor Manuel del Pozo

Para el rodaje, simulamos el sótano de la casa de Andrés de Proaza en el interior de un bar llamado El Hereje, que lamentablemente cerró sus puertas hace unos meses. Respecto a los actores, a uno de ellos lo conocía de antes, pues es con él con quien contactó la editorial para poder usar su imagen en la portada y debo de decir que, a raíz de eso, se ha implicado muchísimo. Al otro actor lo conocí por medio de Ciudadela, aunque antes del booktrailer ya colaboramos juntos en la teatralización de la CylCon. Creo que a día de hoy todos nos hemos hecho amigos y eso esta genial porque remamos todos en la misma dirección.

victor m del pozo (1)
“Todos remamos en la misma dirección” – Víctor Manuel del Pozo
  1. ¿Cómo fue tu paso por el CYLCON 2016 y cómo fue la acogida de esta ópera prima?

La CYLCON fue en noviembre y el libro salió a la venta en septiembre, tan solo un par de meses antes. Aún estaba muy reciente y apenas nadie conocía el libro así que mi paso por la CYLCON fue un poco de puntillas. Espero que no pase así en futuras ediciones pues ya se va notando que la presencia del libro va siendo mayor, la gente ya lo conoce y eso se nota. Por ejemplo, en la Feria del libro de Valladolid, donde estuve firmando ejemplares al final, tuve que quedarme el doble de tiempo de lo planificado porque el goteo de gente que venía a por su ejemplar firmado era constante.

victor m del pozo (11)
La CYLCON es uno de los Festivales Literarios mejor reputados de Castilla y León

Regresando a la CYLCON puedo contarte una anécdota bastante curiosa que me sucedió: como todos los autores que fueron presentaron su obra, a mí se me ocurrió hacer algo diferente y así que preparé una teatralización con los dos actores que aparecen en el booktrailer. Unos días antes de la presentación me preguntaron el nombre de los actores, y esto fue el desencadenante de un curioso error: al llegar a la Cylcon me encuentro que no estoy en la lista de autores, lo cual finalmente se pudo subsanar pero lo verdaderamente divertido es que resulta que habían preparado un cuaderno con todos los autores que iban a presentar allí, junto con su obra, para que la gente lograra conseguir su firma. En el apartado de El sillón del diablo, como supuesto autor, aparecía uno de los actores. Se pasó el hombre toda la feria firmando autógrafos a la gente a la vez que decía: yo te firmo, pero yo no soy el autor… una locura.

  1. El Sillón del diablo es un homenaje a la historia de Valladolid. ¿Qué sientes por tu ciudad natal? 

Siempre me he sentido, me siento y me sentiré ante todo de Valladolid. Me encanta mi ciudad y eso que creo que he viajado lo suficiente para haber conocido otras muchas ciudades pero siempre es un placer poder volver a casa. Y esa pasión por Valladolid queda plasmada en El sillón del diablo en el que además hago un poco de guía de la ciudad que me vio nacer. Con este libro he tenido la oportunidad de llevar un pedacito de la historia de mi tierra a otras ciudades como Logroño, Gijón o Santander, y me ha encantado porque me he sentido como un embajador no oficial de la ciudad. Y por supuesto, mi corazón es blanquivioleta.

victor m del pozo (7)
“Siempre me he sentido, me siento y me sentiré ante todo de Valladolid. Me encanta mi ciudad” – Víctor Manuel del Pozo. Fotografía realizada en el interior de la Casa Consistorial de Valladolid
  1. Dices que te consideras un ingeniero de letras. ¿Podrías explicarnos por qué?

No tiene mucho misterio. Antes de estudiar ingeniería informática, a la que llegué casi por accidente, había estudiado el Bachillerato de Humanidades. ¡Ni te imaginas lo que me ha costado ponerme al día con las matemáticas! Y lo cierto es que disfruto más hablando de temas como literatura, cine, filosofía o historia que de informática o tecnología.

  1. ¿También te dedicas a la informática? ¿Qué opinas de los futuros avances tecnológicos que supondrán un cambio radical en nuestro modo de vida?

La informática ha revolucionado nuestra vida, qué decir tiene. El ordenador personal, Internet, el Smartphone… pasan a engrosar la lista de los mejores inventos de finales del siglo pasado y comienzos de éste. Internet, además, culmina un sueño ancestral del hombre: tener todo el saber humano concentrado en un único lugar. Ya se intentó en Alejandría con una gran biblioteca; los enciclopedistas lo volvieron a intentar a su manera, pero ni unos ni otros imaginaron que el hombre del futuro accedería a casi todo el saber humano desde cualquier lugar del mundo. A esto ha ayudado mucho el entrar en la era postpc, pues ha supuesto la libertad de la informática con independencia del medio. En los noventa, un ordenador era esa caja blanca y grande, con formato de sobremesa o torre y rodeada de un teclado, un ratón y un monitor culón. Hoy en día un ordenador sigue siendo eso, pero también el portátil, la tablet o el móvil. El coche, la tele o incluso el reloj tienen un ordenador integrado y acceso a internet. Hemos pasado a tener un ordenador por familia a tener varios por persona. Y la tecnología sigue una progresión geométrica. Cada vez crece más deprisa. Y hay que prepararse para lo que viene: coches autónomos, pantallas plegables o ciudades inteligentes. El internet de las cosas ya es presente, y el futuro, tecnológicamente hablando, promete ser apasionante.

130_alejandria5_2000x1406
Internet culmina un sueño ancestral del hombre: tener todo el saber humano concentrado en un único lugar” – Víctor Manuel del Pozo. En la fotografía aparece la Biblioteca de Alejandría, el gran centro de saber del mundo antiguo.
  1. ¿De qué género es la nueva historia que has empezado a escribir tras acabar el Sillón del diablo? ¿Cuándo verá la luz?

En algunos aspectos podríamos decir que se trata de una segunda parte de El sillón del diablo. Pero sin el sillón. Reutilizo personajes, lo ambiento en un mismo universo y repito la misma fórmula de narrar dos historias paralelas en diferentes épocas. Pero la leyenda, o en este caso suceso en el que se basa esta nueva entrega es otra distinta. Sobre cuando verá la luz, es complicado. Mi intención inicial era que estuviera para el año que viene, pero aún voy por la mitad de la historia, así que por el momento, habrá que esperar.

  1. ¿En qué redes sociales estás presente?

En todas y en ninguna al tiempo. Me explico: tengo perfiles en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, YouTube, Google plus… pero en realidad soy un poco desastre con ellas, pues nunca me gustó esto de las redes sociales. ¡Pero si me da pereza hasta contestar a un whatsapp! Empiezo a escribir y luego pienso: ¡Qué demonios! Y termino llamando que acabo antes. En todo caso, donde más trabajo hago y en donde no falta nada de nada es en mi web: victormdelpozo.es. Ahí si que me esfuerzo por tenerla constantemente actualizada.

victor m del pozo (12)
“Ya estoy escribiendo una segunda novela, una especie de segunda parte de El sillón del diablo, pero sin el sillón” – Víctor Manuel del Pozo

Muchas gracias por brindarnos la oportunidad de conocerte. Te deseo mucho éxito en tus proyectos personales y profesionales, y especialmente en la expansión de la historia de “El sillón del diablo” y de su conexión con nuestra querida ciudad: Valladolid.

victor m del pozo (10)
El sillón del diablo, la ópera prima del escritor vallisoletano Víctor Manuel del Pozo
Sara SanzAutora: Sara Sanz
Biombo.org tiene por misión la promoción del talento de las personas y la divulgación de proyectos de interés cultural. A través de entrevistas personalizadas, pretende servir de escaparate de creatividad y de lugar de reflexión. #TheBiombo

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s